Por mis faltas, Señor.
Al tomar ayer unas medicinas me acordé de la mujer de la farmacia que me las vendió..ella se equivocó y tardó mucho en atenderme, además de comer chicle y hablar sin mucha educación..pues bien..recuerdo que me puse nerviosa y no le hablé con cariño suficiente.