Al contactarse telefónicamente con decenas de miles de fieles que se disponían a participar en una peregrinación a pie al Santuario de Loreto, desde Helvia Recina de Macerata (Italia), el Papa Francisco aseguró que “toda la vida es una peregrinación”.

El Papa dijo a los participantes del evento, organizado por el movimiento Comunión y Liberación, que “lo importante es el encuentro con Jesús en el camino de la vida, el encuentro con Él, y esto nos da la fe, porque es Él quien nos la da”.

“¡Déjense guiar por Jesús, déjense guiar por Jesús! Muchas veces para nosotros la fe es un presupuesto obvio de la vida: decimos ‘creo en Dios’, y eso está bien, pero ¿cómo vives tú esto en el camino vida? Es necesario que la fe se convierta en una experiencia presente”.

“Queridos jóvenes amigos, buenas noches. Sé que son muchos aquí en el estadio de Macerata, decenas de miles de personas, llegadas de todas las partes de Italia y también del extranjero para la 35 Peregrinación a pie de Loreto”.

El Papa calificó de “hermoso” el rumbo de peregrinación que recorrerían los jóvenes, “durante 28 kilómetros durante toda la noche, rezando el rosario, cantando juntos, guiados”, pues “es el paradigma de la vida”.

Francisco remarcó que “cuando nos encontramos con el Señor, él nos sorprende”.

“El Señor puede ser llamado el Señor de las sorpresas. Estén abiertos a las sorpresas de Dios, Gracias”, concluyó.