2 pensamiento sobre “Los pavos no vuelan

  1. Ofir

    Muy interesante y certero ese cuentecito que encierra una gran verdad, y que resumidamente es el exponente, de ese apego o adocenamiento que tenemos con todo lo que el mundo nos ofrece, – placeres, vanidades, orgullos, etc.- y que nos impiden que las alas de nuestro espíritu puedan elevarse en busca de el único bien que es Dios.

  2. Marina

    Que hermoso cuentito!! me emocionó y me gustó muchísimo.Que lindo que es volar y soñar alto!sin tenerle miedo al ondazo.
    Dios siempre está y nos proteje hasta en esas alturas que nos dan miedos.
    Volando alto y pidiéndole con fe a Dios siento que esos sueños los hace realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *