Santo Padre

Desde aquí revivo lo vivido y el honor que tuvimos de ser recibidos por Monseñor Bergoglio en familia; en aquel entonces no gustaba a todos los porteños..era duro..para mí era estupendo, pero firme y directo.Y pensar que la Presidenta decía que era el mismo maligno..y que jamás le recibieron..qué categoría la suya..humildad..
Desde su Buenos Aires, rezo por usted; estoy pensando que voy a recorrer buscando a las personas que eran sus amigos, como el diariero del que subí video.. y la familia que él protegía al dormir en la calle..
Esta foto me emociona. Privilegio de Dios.
Humildad de la penitencia ..no somos nada..