“Hay que dar gratis lo que hemos recibido gratis”..así me decía ayer la Hna Josefa, que estaba en el comedor de las Esclavas, donde era voluntaria, y que marchó a nueva misión a Sunchales. Hablar con ella es aprender de su firmeza y amor..recuerdo que a mí me daban pena los peregrinos de la calle y siempre les quería poner la banana más grande o cambiarles a bolsas nuevas y limpias..ellos no eran fáciles..ella me corregía y me mostraba q tenían q trabajar y esforzarse para recibir la comida gratis..
La Hermana me recuerda mucho al Papa, por su rectitud y saber estar en el mundo a los 85 años.
Comos nos hemos despedido: siempre unidas en el alma, en Jesús y María+
Gracias por tanto que me enseñó.