No puedo parar de decir que es bendito. Es el centro de mi vida; se me sale el corazón de amor. Le siento en lo pequeño. Me aterra el mundo cuando quisiera vibir recogida en este nido de calor de amor divino+