Te queremos y te bendecimos, Madre.

ave
la foto 5

l avemaría es una tradicional oración católica dedicada a María, la madre de Jesús. La oración tiene fundamento bíblico en el Evangelio según san Lucas y es la oración principal del rosario.

Está compuesta por dos partes. En la primera, se citan dos pasajes bíblicos: la Anunciación del Nacimiento de Jesús por el Arcángel Gabriel a María: «Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo» o literalmente: «¡Alégrate! llena de gracia, el Señor está contigo» (Lc 1,28).

El otro pasaje bíblico es el saludo que el Espíritu Santo inspira a Isabel, cuando María va a visitarla « ¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!» (Lc 1, 42) La segunda parte es una petición tradicional de la piedad católica, en la que el orante requiere la intercesión de María como Madre de Dios «Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén».

Las iglesias ortodoxas y las católicas orientales sólo consideran la primera parte como válida. Agregan a veces la expresión porque es el Salvador de nuestras almas que tú amparas.

Musicalmente el avemaría ha sido uno de los principales textos para musicalizar por los compositores ya desde la Edad Media y el Renacimiento. Mundialmente célebre es el Ave María de Franz Schubert