Yo confío inmensamente en tu misericordia…así dice la canción que cantamos en el cerro de Salta y que ayer no paré de repetir una y otra vez.