Sus dolores nos dan fortaleza para las contrariedades de la vida.