Al recibir la santa Comunión y escuchar de la boca del Padre o del Ministro de la Eucaristía: El Cuerpo de Cristo, siempre debemos responder bien firme : Amén + . Esto lo dijo ayer el cura al terminar la misa porque hay que comulgar con precisión y rigor, además de con devoción .