Le conocí ayer; nos bendijo y rezó sobre nosotros. Impresionante el poder de sanación de Dios.