Que tanto quiero y respeto.

Cuantas más veces repitan las mismas palabras, más les comprendo.

La Virgen dijo que es nuestro el regalo de poderles servir porque nos dan la oportunidad de crecer al hacerlo.