Esta santa siempre es presencia en mi vida.

Nació el año 1207. Era hija de Andrés, rey de Hungría.

Se casó muy joven con Luis, landgrave de Turinga, del que tuvo tres hijos.

Vivió como ejemplar esposa y madre de familia, distinguiéndose por su intensa piedad y penitencia.

Después de la muerte de su esposo, sufrió mucho al defender los derechos de su hijo mayor. Zanjados estos asuntos, se dedicó por entero a servir con humildad a los más pobres y necesitados. Erigió un hospital en el que ella misma servía a los enfermos.

Murió, todavía muy joven, en Marburgo el año 1231.