Jn 20, 19-31: estamos celebrando el Domingo de la Misericordia, Segundo Domingo de Pascua:

1- Divina-misericordiaCerrada las puertas: cuando uno tiene miedo, cierra y se cierra. El miedo lleva a ser una persona encerrada, que sospecha de todo y de todos. No sabe para donde ir y el miedo lo hace más cerrado de si. La Iglesia tenía miedo, los apostoles estaban encerrados y cerrados en sí. No lo tenían a Jesús, y cuando uno esta encerrado y no lo tiene a Jesús, la cabeza da vueltas y los desanimos aparecen. Esto lleva a replanteos y cuestionamientos.

2- La paz: Jesús aparece y viene a traer paz. La clave de que Jesús aparezca en tu vida es que quiere darte la paz; si hay algo que se necesita cuando está el miedo y el encierro es la paz. Solamente Jesús puede darte ello.

3- Creer: en tomas vemos a esa persona racionalista, pero también con falta de espiritualidad. Hoy una de las crisis que tenemos es la falta de espiritualidad, la falta de visión sobrenatural. Sólo ello te lleva a reconocerlo a Jesús y a vivir con Jesús.