He rezado mucho por personas que lo han hecho este fin de semana y ha dado frutos la oración pues veo buenos signos de cambios en ellas y sus familias.

Pido por los míos muy cercanos, para que un día lo hagan y se transformen al reconocer a Cristo al partir el pan.