la necesito y extraño cuando no puedo comulgar ; es allí, en el pan de vida donde podemos recibir ese alimento que alivia y Sana.