Virgen peregrina

      1 comentario en Virgen peregrina

Que vas en la tablilla bendiciendo cada hogar donde te llevo..te ponemos flores y sentimos que te haces presente con tu calor y amor. Escucha los ruegos y pedidos de todos los seres que te miran. Bendícenos madre mía, amén +
Virgen Peregrina

Nacimiento de la Iglesia por Pentecostés

2. El Espíritu penetra en una comunidad congregada en torno a los apóstoles, una comunidad que perseveraba en la oración.

Encontramos aquí la segunda nota de la Iglesia: la Iglesia es santa, y esta santidad no es el resultado de su propia fuerza; esta santidad brota de su conversión al Señor.

La Iglesia mira al Señor y de este modo se transforma, haciéndose conforme a la figura de Cristo. «Fijemos firmemente la mirada en el Padre y Creador del universo»

Fijar la mirada en el Padre, fijar los ojos en la sangre de Cristo: esta perseverancia es la condición esencial de la estabilidad de la Iglesia, de su fecundidad y de su vida misma.

«Eran asiduos -dice San Lucas- en la fracción del pan y en la oración». Al celebrar la Eucaristía, tengamos fijos los ojos en la sangre de Cristo.

Comprenderemos así que la celebración de la Eucaristía no ha de limitarse a la esfera de lo puramente litúrgico, sino que ha de constituir el eje de nuestra vida personal.

Alabé y elevé los brazos

      1 comentario en Alabé y elevé los brazos

He vivido la misa de el retiro de Emaus junto con mis hermanos, padres y sobrinos y ha sido alucinante pues el Señor ha estado grande con todos.

Impresionante el momento de la misa en que el sacerdote nos animó a expresar con gozo y libertad nuestro sentir de gratitud y amor..así es que rompí mis cadenas y elevé los brazos por primera vez y fui libre para hacerlo. Viva ¡