250.- MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DADO EN BORG EN NADUR EL 24 DE FEBRERO DE 2010

ENTREN EN EL CAMINO DE LA CONVERSION

¡Mis queridos hijos, hijos míos del mi corazón!

Lo siguiente es para que el padre Hayden y el Padre David lo pasen a la gente.

En algunos meses, a partir de ahora, mucha gente, en todo el mundo estará viendo los acontecimientos deportivos. Y éste dirá… y el otro dirá…….. ¡qué bueno!, ¡ese equipo es muy bueno!. Pero, hijos míos, aunque lo digan, no son realmente conscientes de cuánto se entrenaron el jugador o el equipo y de cuántos sacrificios tuvieron que hacer, o de cuántas veces se cayeron y se volvieron a levantar; o de cuántas veces se equivocaron y volvieron a comenzar. Pero, por haber mantenido su voluntad -ambos, equipo y jugadores llegaron a lograr la posición que alcanzaron.

Lo mismo quiero de ustedes, hijos míos. No dejaré de decirles, así como se lo dije a sus compatriotas de Gozo, que quiero que entren en el camino de la conversión, hijos míos. No superficialmente, no sólo por cuarenta días, sino por el resto de sus vidas.

Ciertamente, los que están aquí, esta noche, escuchando, se darán cuenta de que lo que digo les concierne. Despierten y dejen ese pecado en el que están cayendo casi diariamente. No permitan que el diablo les diga: ¿Por qué estas yendo a confesarte? Por favor no complazcan al diablo. Tengan suficiente sabiduría para ir por delante de él.

Miren los muchos sacrificios que hacen los atletas y, también, los que practican deportes para alcanzar su objetivo. Y cómo comen moderadamente para mantenerse en forma. Hijos míos, sólo necesitan hacer un pequeño esfuerzo.

También, para los que están escuchando este mensaje, que no cierren sus oídos, sino que por el contrario les abran alzando la mirada.

¡Levántense! ¡Manténganse limpios!, y vuelvan a mi Hijo Jesús. Les aseguro que mi Hijo Jesús les dará la bienvenida, con sus brazos completamente abiertos, porque les ama.

Gracias por haber respondido a mi llamada.

P250) Message of 24th February, 2010, given at Borg in-Nadur

My dear children, and my children – the ones of my heart! The following is for Fr Hayden and Fr David to pass on to the people.

Some months from now, many people from around the world will be watching the sports events. And that one will say … and the other will say …: ‘that one is very good!; ‘that team is very good!’. But, my children, although they do this, they are not aware of how much training that player or team put in, and how much sacrifice he would have done, or how many times he slipped and rose up again, or how many times he made mistakes and tried again. But, having had the will – both team and player attained the position they reached.

I want the same from you, my children. I will not refrain from telling you, just as I told your brethren the Gozitans, that I want you to enter on the way of conversion, my children. Not flippantly. Not only for forty days, but for the rest of your life.

Indeed, you who are here tonight and listening, will realize that what I say concerns you. Awake and rise up from that sin that you are committing almost daily. Do not allow the devil to tell you: ‘Why are you going to confession?’ Do not please the devil. Do not please him. Be wise enough to make headway. Look at the athletes and the amount of sacrifices they make, as also those who do sports, so as to reach their goal. And how moderately they eat so as to remain active. My children, you only need to make a little effort.

You also, who are listening to this message, do not block your ears, but rather open them and rise up from the mire in which you now are. Arise! Get clean and brush yourself and return to my Son Jesus. I assure you that my Son Jesus will welcome you into his embrace with arms wide open for you, because he loves you.

I want you to fast and to make penance and sacrifices.

Thank you for having listened to my call.

Comentar esta anotacin »