Esta vez es en la isla de Gozo, donde yo también estuve y conocí el lugar en el campo donde Ela elige para aparecerse a veces a Angelik.

8 DE AGOSTO, 2010
(281) MENSAJE DADO POR NUESTRA SEÑORA EN XEWKIJA, GOZO

“Mis queridos hijos e hijos de mi corazón! Díganle al Padre Hayden lo siguiente para que se lo pase a la gente.

Aquellos que se han vuelto muy ricos; aquellos que tienen tanta fortuna que se pierden al contarla – ¿La han ganado de forma correcta o lo han hecho defraudado a otros? ¿Ocurrió que algunos tuvieron que sufrir para que ellos pudieran hacerse ricos? Esto no es algo improbable, hijos míos. ¿Qué dicen sobre el robo que ocurre en el lugar de trabajo, hijos míos? Dicen: Tiene tanto que no lo echará en falta . ¿le va a hacer daño una minucia? ¡Ni tan siquiera sabe lo que tiene! Ciertamente, hijos míos, eso es robo. Deben devolverlo. El ir a confesarse no es suficiente si no devuelven lo robado. Lo que no es de ustedes simplemente no es de ustedes. ¿Con qué derecho roban? Les gustaría que alguien les quitara sus pertenencias? Dicen: ¡No tengo mucho que me puedan sacar! ¡El sí! Hijos míos aquí presentes, especialmente aquellos que han robado a sus hermanos o hermanas tanto como para volverse ricos y les han estafado; aquellos de ustedes que han robado cosas de su lugar de trabajo – no deben seguir por este camino. Y no olviden que deben devolverlas. Por esta razón mi Hijo Jesús me envió aquí esta noche; para que quite la venda de sus ojos. Quizás no sepan que están equivocados.

Acérquense a mi Hijo Jesús. Diariamente Él se acerca a ustedes por medio de los sacerdotes. Algunos Le ven frecuentemente sobre la mano de Angelik. De hecho, Él viene a propósito, por ustedes, porque quiere estar en su compañía. Muchos no van a la Iglesia. Por esta razón Él está viniendo aquí, porque quiere acercarse. El quiere vivir dentro y cerca de ustedes.

También hijos míos, rueguen por ciertas personas que la Iglesia necesita, así estos, elegidos míos llevarán a la gente a los sacerdotes y a la Eucaristía. Si, hijos míos, hay algunos de ellos aquí, entre ustedes. Rueguen por ellos.

Yo también deseo orar por aquellos que rodean a Angelik: el grupo Theotokos. Rueguen para que se vuelvan más unidos entre sí y, entonces puedan fortalecerse, hijos míos.

A propósito, yo misma les elegí, para ustedes y para la Iglesia. Son un regalo, para que ustedes puedan aprender de ellos. También son un regalo para la Iglesia. Porque por su ejemplo van a ayudar y a cambiar la Iglesia.
Gracias, hijos míos por haber atendido a mi llamada.

Padre Hayden; Sumario de Reflexiones

Después de recordar a todos que recen por los líderes de la Iglesia para que puedan discernir correctamente estos acontecimientos y para que permanezcan unidos, el Padre Hayden explicó que uno puede, fácilmente, adquirir la mentalidad de tomar cosas de otros. Dijo que esto puede tomar muchas formas y es importante que no silenciemos nuestra conciencia. Para nuestro Dios , esto equivale a robar y un pecado es un pecado. Si se está casado y tienes una relación, el otro no es un compañero a los ojos de Dios, sino un adulterio. La matanza del inocente no nacido no es el término del embarazo, sino un aborto.

El Padre Hayden dijo que nuestro Dios no está aquí para condenarnos sino que quiere perdonarnos y liberarnos del pecado. Como no somos lo suficientemente fuertes para sobreponernos a nuestros pecados para fortalecernos, Jesús nos dio al sacerdote y el sacramento de la Reconciliación y también el de la Eucaristía.

Finalemte el Padre Hayden explicó sobre las diferentes vocaciones dentro de la Iglesia. Cada llamado no es un regalo, sino una invitación a ponerse los delantales y a prepararse para el trabajo.

Comentar esta anotacin »