El martes 8 de Septiembre, la Iglesia celebra el nacimiento de la Santisima Virgen María, Madre de nuestro Divino Salvador, Jesucristo…
Después de 9 meses (8 de Diciembre – 8 de Septiembre) en el vientre de su madre Santa Ana, nació la Madre del Redentor.

Como ocurre en nuestra vida cotidiana, acostumbramos a festejar los cumpleaños de las personas que amamos, con algunos saludos y regalos…

La Virgen María es nuestra Madre, es real, y ella está viva, glorificada junto a su Hijo, nos ama, nos escucha y espera el afecto de nuestro corazón de hijos…

Por tanto este martes podremos hacerle algunos regalos, aunque entre ellos sea imposible comer una torta y tomar una taza de chocolate, sentados a una mesa con Ella…

Pero ¿qué le regalamos?

1 – Ante todo procura que no pase el día sin acordarte de su cumpleaños y saludarla…
con un Avemaría, un Rosario, una Salve, o un canto mariano… Ella escuchará tu saludo lleno de amor y se alegrará…

2 – Puedes regalarle una flor, y dejársela delante de una imagen o una estampa que tengas en tu casa, o bien ve a visitarla a una Iglesia o en una ermita… todas las imagenes la representan… y ella aceptará ese humilde obsequio de tu corazón de hijo/a…

3 – Puedes regalarle una flor espiritual… tratando de ser un buen hijo cumpliendo los mandamientos o haciendo una obra caritativa con algun hermano necesitado… Ella como Madre verá con agrado que sus hijos se amen y ayuden como buenos hermanos…

4 – Cuando vamos a festejar el cumpleaños de alguien que amamos nos ponemos la mejor ropa… a Ella le va a gustar mucho que vayamos a verla limpios más que por fuera, en el alma, de toda mancha de pecado, puros, pareciéndonos a Ella…

Démosle una alegría a nuestra Madre, que Ella pueda sentir el afecto de nuestro corazón.

Comentar esta anotacin »