16 DE JUNIO, 2010
MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA, DADO EN BORG IN NADUR

Mis queridos Hijos, Hijos de mi corazón!

Mi corazón y el de mi Hijo Jesús están sufriendo mucho.
Hijos míos. Hoy día, el adulterio se está generalizado en su país, hijos míos realmente ya nada se toma en serio y todo vale. Es como si nada malo estuviera sucediendo.

Realmente, muchos se lo están tomando como algo muy normal. Ni tan siquiera tienen en cuenta mínimamente lo que después pueda suceder.
No toman en consideración el que las familias se puedan destruir.
No consideran ni a los niños ni el pecado que cometen.

El adulterio acarrea muchas consecuencias en su devenir, Hijos míos, incluye mentiras, e incluso el robo, el aborto y muchas otras cosas que son realmente increíbles. Ciertamente, algunos están azuzando la llama para que muchas cosas se vean como buenas. En una palabra, han abandonado a Mi Hijo Jesús, le han echado a un lado, y se están olvidando de Sus palabras. Por eso Él me está enviando a esta isla. Esta es la razón: la de conducirles hacia Él.

Hijos míos, con posterioridad al adulterio, seguramente el aborto le seguirá

¿Es que nadie entiende su posición ante el aborto?
Si aparecen problemas en un bebé que ha nacido, tan solo hace unas pocas horas , hacen todo lo posible para tratar de salvarle. Y eso es lo correcto.
Por el contrario, hijos míos, para un bebé que está todavía en el vientre de su madre piensan en las formas de matarle.

No se sorprendan, hijos míos. Pues si es niña, hay algunos que no la aceptan por el único hecho de que sea niña y quieren destruirla o eliminarla. Y si el bebé no es normal, también lo quieren sacar ¿Por qué, hijos míos, por qué tanto dolor? No se limiten a tomar nota de lo que ocurre en el exterior, preocúpense, también, por lo que ocurre dentro del útero de la madre.
Esa es la matanza de los inocentes. Es un asesinato. También es un pecado.

Cualquiera que provoque o realice abortos tendrá que rendir cuentas por ello.

Hijos míos, formen las conciencias entre ustedes y entre aquellos que están lejos de Mi Hijo Jesús. No permitan. Sí, no permitan que entre en su país ni esto ni el divorcio.

Esta es la razón por la que mi corazón sufre, hijos míos, se los digo otra vez, por esta razón, Mi Hijo Jesús me está enviando a la colina de Borg in Nadur. Ciertamente, es porque puedo abrir sus ojos y mostrarles en que punto están equivocados. Acojan esta oportunidad. Tengan en cuenta estos mensajes, hijos míos. Tienen esta gran oportunidad de alguien que les está mostrando el camino. Les estoy hablando con el corazón de una Madre que sufre.

Gracias por haber escuchado mi llamada!

Comentar esta anotacin »