Estoy absolutamente impresionada.
Anoche fui a la adoración nocturna de Santa María de Caná, en Pozuelo, donde resido. No tengo palabras..meditación profunda por Don Jesús y cantos maravillosos con guitarras e instrumentos y bellas voces. Jóvenes de corazón y de años..cientos, miles diría..mil y algo, dos mil..? no sé calcular..pero no podía dejar de mirar a Dios consagrado. Todos de rodillas, por el suelo..me recordó tanto a la de La Merced en Buenos Aires..tanto..ya no puedo pedir nada más..nos está llegando mucho..la JMJ cambió almas y nos dejó un poso grandioso.
El momento final en que pasar Cristo en la custodia tan elegante y radiante, con cristalitos que brillaban..nos miraba uno a uno..mis lágrimas caían al pedir por los que Él sabe..también pedí por mi salud, pero sobre todo, le dijimos que le entregábamos nuestra vida, que escribiera él en el libro de nuestra vida, que le dejábamos nuestra mano para que lo hiciera Él..
“Alégrate, llena de gracia, el Señor es contigo..” el Señor está con nosotros..dejémosle entrar..

Comentar esta anotacin »