No hay palabras. Impresionante la cara del niño al ver los espaguetis; salta de alegría.
Mi lema en la vida es que menos es más; -:+ o sea que los pobres son ricos en el espíritu y ellos nos enseñan con su humildad y por la forma de valorar lo más pequeño de la vida.
Estoy muy emocionada. Que sirva para esta juventud que por culpa del físico, se preocupan de la belleza y se olvidan de comer.
Dios bendiga cada comida que nos llevamos a la boca. Que no nos avergoncemos de santiguarnos allá donde estemos.+

Comentar esta anotacin »