En Melilla, en la misa de 11 de la Iglesia Castrense..voces de familias con niños..me remontaron a mi niñez, en que también cantábamos en las Primeras comuniones del colegio y familiares..canciones de siempre que te llevan a rezar dos veces..Gracias porque uno que lo hace puede que no sea consciente de los frutos de su esfuerzo generoso..Dios los utiliza de instrumentos para que hoy sea yo la que me haya quedado aún pensando en lo vivido..y agradeciendo la bendita misa donde el Padre hizo referencia la capilla de la Dormición de la Virgen en Jerusalem, donde también estuve este año..en la que hay una piña al salir y refleja cómo debemos ser el Pueblo de Dios.

Comentar esta anotacin »