Mi corazón y mi alma cuando se consagra el pan ; se me hierve la sangre cuando se consagra el vino.
Amo y necesito recibirte cada día Señor; muchos días lo tengo que ofrecer porque no puedo ir a misa por la distancia..
Estoy muy ocupada con mis hijos y con el cambio de vida. Anhelo mi vida espiritual argentina.

Comentar esta anotacin »