Voy a ir contando eventualmente algunas que vaya conociendo..mientras leía ayer la vida de la emperatriz Zita de Austria y Hungría de su duro asilo y la beatificación de su marido..que os contaré, surgió este tema interesante de hoy.

La infancia de Zita transcurrió tranquila entre las posesiones de su padre en Italia, Francia y Austria. Educada en una profunda fe cristiana, compartió con su familia el cariño hacia España, no en vano estaba emparentada con los pretendientes carlistas. La Gaceta del Norte publicaba hace 100 años: “Doña Zita habla bastante bien el castellano, idioma familiar en la casa de Parma y es devota de la Virgen del Pilar”.

Comentar esta anotacin »