LA COMUNION ESPIRITUAL
La siguiente fórmula para hacer la comunión espirituál es aprobada por la Iglesia. En el Rescripto de Noviembre 24, 1922, la Sagrada Congregación de Indulgencias efectuó la aprobación de esta oración que se reza asi:

“O Jesús, me dirijo hacia Vos en el Sagrario donde vivís oculto por amor mío. Yo Os amo, O Dios mío, pero ahora no Os puedo recibir sacramentalmente en la Santa Comunión. Sin embargo, venid a mi corazón, y visitadme con Vuestra gracia. Venid espiritualmente a mi corazón y purificadme. Santificadme y haced que mi corazón sea sememjante al Vuestro. Amén.”

Señor, yo no soy digno de que vengas a mi morada, pero di una sola palabra, y mi alma quedará sana.

Indulgencia de 500 días, si se repite tres veces.
(129 en La Raccolta, 1944).

El Cura de Ars ha dicho: “El efecto de una comunión espiritual en el alma es semejante a un soplo sobre las brasas calientes y cubiertas, que ya mero se apagaban. Al sentir que el amor a Dios se va enfriando en el alma, apresuradamente se ha de hacer un comunión espiritual.”

Comentar esta anotacin »