Así sentí ayer..lo veía en la naturaleza, en la inmensidad de las montañas, lagos y volcanes al fondo..entre las nubes y la nieve..al subir en el telesilla y al ver a las personas buenas con las que charlas en las colas de espera..mejor dicho, entre los más humildes..en los hombres que te ayudan a subir y bajar de los arrastres..en los que me alquilaron el equipo..en los pequeñoa trabajadores sin los cuales no podríamos disfrutar del ski..sentí necesidad de darles la estampa de la Virgen cuando marche..
Como estoy muy lejos y no tengo acceso a recibirle en Santa Comunion..le alabo y le bendigo. La mayor sensación fue cantar bien alto mientras bajaba esquiando entre nieve gozosa la canción que dice así..: “enciende una luz” ..vi que algunos esquiadores se paran en seco..otros miran sorprendidos..creo..pero nadie es profeta en su tierra..
La vida es un regalo y la amo, agradezco y bendigo en cada momento.

Comentar esta anotacin »