Ayer pinché con el coche y me atendieron tan bien en un garaje que sentí que tenía que dar a los dos jóvenes que me atendieron con tanta humildad y amor las dos estampas que tenía bendecida por el Papa Francisco en nuestro viaje que hicimos a Roma..ellos las guardaron con tanta emoción y quedaron tan sorprendidos que no lo podían creer..dijeron que ojalá les ayudase, que lo necesitaban..así se lo pedimos, para que interceda ante Dios por sus pequeños y los que necesitan siempre ser correspondidos a sus trabajos.

Comentar esta anotacin »