Lc. 2, 41-52: en este domingo celebramos el día de la Sagrada familia, en esta fiesta tengamos presente a tantas familias en crisis como así también tantas familias que hoy nacen, meditemos:

Maria: en la figura de Maria vemos una mujer humilde, como será su humildad que siempre se pone en lo último “tu padre y yo te buscábamos” mira esa actitud, ella se pone al último. Cuantas madres se ponen al último!!! Y aguantan tanto por la familia. Me pongo en pensar en esas madres que hasta están en el último lugar y hasta son las mártires de la familia.
Jesús: es la figura del hijo, ese gesto de estar. Un hijo es una bendición y no un error; un hijo alegra, los nueve meses de espera son nueve meses de esperanza en una casa. Pienso en los que sueñan en tener un hijo y no pueden; pienso en aquellos que luchan por adoptar un hijo para agrandar su corazón y luchan contra tantas trabas que le ponen. Un hijo es sagrado; en este Jesús niño vemos a cada uno que se considere hijo de Dios.
José: es la figura de el padre generoso, trabajador, atento y caballero. Imagínate con la delicadeza con que trataba a Maria, el respeto por Jesús. Cuantos hombres hoy cuidan a su mujer! Hombres que no se toman vacaciones con tal de darle lo mejor a su familia.
En José vemos la figura de hombres que le meten el pecho a las balas y son capaces de tragar lágrimas para no preocupar a su familia. Hombres que más que mártires son esos valientes que sueñan por el bien de su familia.

En Jesús, María y José vemos figuras y en tu familia vemos una realidad renovadora.

JESÚS, JOSÉ Y MARIA, PROTEGE A NUESTRAS FAMILIAS.

Comentar esta anotacin »