Ayer me perdí conduciendo en una zona complicada de Madrid. Preguntaba en cada parada al coche de al lado..iba temblando y con temor porque la carretera me impone.
En un semáforo , veo que hay un hombre pidiendo..siento en mi interior que debo ayudarle y una voz en mi interior que dice: “se generosa”..mientras busco en mi bolso, él se ha acercado a mí y ya delante y sin pedirme, me percato de su rostro..cabello largo y barba..muy cansado de la calle..vende pañuelos..sonríe..le pregunto ” Y usted cómo se llama” y me responde: “Jesús”..a lo q añado: “Como Jesús de Nazaret ¡ ” y él me dice: “Así es “..todo feliz y de ahí que sentí paz y grité de júbilo sabiendo que era Él..porque era Él ¡ ya me pasó otra vez en Bs As con otro hombre muy similar y del mismo nombre..mi hija es testigo porque llegué a casa contándoselo, como hoy a vosotros y cuando se iba de vuelta al cole por la tarde, me llama para decirme que se lo ha encontrado ella..en la otra punta.y que le saludó..guiños del cielo inolvidables cuando le dices que sí +

Comentar esta anotacin »