Hay amigos de la vida y amigos del alma.
Hay hermanos de sangre y hermanos de alma..a estos me refiero hoy..con ellos te sientes libre para hablar de Dios y alegre..no hace falta conocerse antes..no hay edades ni nada que nos haga diferentes; los quieres desde el primer día y no te quieres separar de ellos.. uno llega aun estado celestial en donde se imagina cómo se magnificará cuando estemos en El Paraíso..porque allá iremos ¡ esperemos..

Comentar esta anotacin »