Ayer al rezarlo con devoción, sentí necesidad de analizar cada palabra..y cuando dije ” perdona nuestras ofensas” , me dolió lo que pudiera haberle ofendido por mi parte..
Cuando llego a casa, una amiga del alma argentina, me había mandado la siguiente homilía del Padre Eduardo en Las Esclavas ( Buenos Aires) ..
Tomaros vuestro tiempo y deleitaros en el amor de Dios.
010_Padre nuestro

Comentar esta anotacin »