Aunque el primer sábado de mes, nos hizo un sol radiante, la luz y la naturaleza mostraban el otoño en este bendito lugar.
Miles de personas, que aumentan cada mes. Muchos lo hacéis gracias a palpitalavida y escribís de vuelta transformados; benditos sean los testimonios que anidan en este lugar, que el Espíritu Santo cuida cada día, advirtiendo cada tema a tratar.
Cada detalle que veis, es producto de mucho trabajo, humilde, silencioso y con mucho amor por parte de un rebaño humano elegido por la Santísima Virgen.
Cada día hay avances; se vive con mucho gozo pues cada acción..dar información, cortar los setos, mantener el prado, regar, limpiar, construcción..es para honrarla y ya ni hablo de la parte consagrada..pero a todos ellos no les gustará que les mencione, así es que rezamos por la Comunidad de Prado Nuevo y olvidamos los halagos.
Ella, cada día más bella.

Comentar esta anotacin »