Así la siento en Prado Nuevo y también en mi Argentina querida.
No me gustas las iglesias convencionales donde te miran cada movimiento que haces y en las q la paz es protocolo de saludo.
Me gusta mucho dar la paz y mirar a los ojos y decir “la paz de Dios”..a cuantos más, mejor..
El sábado, en la santa misa, nos sentíamos hermanos y nos dábamos más que la paz; los de al lado, delante , detrás y más allá..siento que nadie debe quedar fuera..y si hay el mínimo movimiento de manos despistadas..allá que voy..siento que es una forma más de dar amor..la mejor, pues es la paz de Dios+

Comentar esta anotacin »