Ya leerlo y escucharlo en boca de un sacerdote , que es mensajero o “vocero” de Dios, me provoca amor y a la vez ejemplo de humildad del Señor , quien así nos lo pide..casi mendigando.
Ayer viví la santa misa bendita en Prado Nuevo y os puse a todos bajo el manto de la Virgen santa.
Allí la celebración es pura solemnidad y dudo que haya otros lugares sagrados con el mismo recogimiento, humildad y amor.
Me emociona profundamente el momento en que comienza la ceremonia y levantan la Santa Biblia y la veneramos..de ahí sale la Palabra de Dios..de ahí salen Sus palabras : “Permaneced en mi amor ”
Me conmueve. Aleluya , aleluya..es lo que me brotaba del corazón +

Comentar esta anotacin »