Hoy me viene a la oración un amigo que falleció de un infarto hace 11 años y cuyos hijos se criaron con los nuestros; fue un shock y sigue presente cada día que pienso en él y en su familia.

La vida nos puede cambiar en un momento; hay que estar preparados para ello. Amén +

Comentar esta anotacin »