Jesús se lamentó a Luz Amparo, en uno de sus mensajes:
“”¡ CUántas familias están destruidas, hijos míos, porque Dios no está en los hogares¡ Se van faltando el respeto el uno a otro, y se han quitado la dignidad “

Comentar esta anotacin »