Ayer la santa misa la ofició un sacerdote de Ecuador que viene a servir a la parroquia durante dos meses , mientras que atienden a los feligreses y mientras los locales pueden descansar..sentí rezar por todos siempre, pero especialmente por los pequeños, que no son conocidos, que recién llegan y que necesitan también calor y oración.

Siempre pido que los sacerdotes sean humildes y no ensalzados por sus feligreses.

Comentar esta anotacin »