Un recuerdo a tantas ceremonias vividas en la capillita de la Casita de Efeso en San Isidro, Buenos Aires; donde las flores se pusieron en mi color para darme más alegría cuando puedo volver..ansío hacerlo y me provoca dolor en el alma haber dejado aquella vida entregada y libre para Dios.
Esta foto aúna a Cristo, la bandera Argentina, las flores que reflejan el amor de los amigos,la luz del mundo,la Palabra de Dios..al Padre Eduardo que añoro y la presencia viva de María..lloro de gozo y de recuerdo y bendigo a Dios y a mi marido, por la oportunidad de haberme llevado a renovar mi vida allí.

Comentar esta anotacin »