Diego de Alcalá nació en San Nicolás del Puerto, Sevilla, hacia el año 1400.

Desde muy joven abrazó la vida eremítica, dedicándose por entero a la oración y al trabajo.

Posteriormente ingresó en la Orden franciscana, como hermano lego, y desempeñó con toda humildad los oficios más sencillos.

En 1441 partió como misionero a las Islas Canarias y en 1450 se trasladó a Roma, donde con su oración curó a muchos enfermos de peste. Finalmente regresó a España.

Falleció el 12 de noviembre de 1463 en Alcalá de Henares, donde se veneran sus reliquias

Comentar esta anotacin »