Por cada segundo que vivo. No pararía de santiguarme antes de cada momento del día. Lo que no falta es al despertar, al almorzar y acostarme.

Amén +