16 de Junio 2002 – 2010

Breve Biografía

Padre Pio, llamado Francesco Forgione, nació en Pietrelcina (Benevento) el 25 de Mayo de 1887.
Entró como seminarista en la orden de los Capuchinos el 8 de Enero de 1903. Fue ordenado sacerdote el 10 de Agosto de 1910 en la Catedral de Benevento.
El 28 de Julio de 1916 llegó a San Giovanni Rotondo (Foggia) donde salvo breves interrupciones, vivió hasta su muerte, el 23 de Septiembre de 1968.-
En la mañana del viernes 20 de Septiembre de 1918 rezando delante del Crucifijo del coro de la vieja y pequeña Iglesia, recibió el don de los estigmas, que quedaron abiertos, frescos y sangrantes por medio siglo.
Durante su vida, atendió únicamente el desenvolvimiento de su ministerio sacerdotal, fundo los “Grupos de Oración” y un moderno hospital, que fue llamado “Casa alivio del sufrimiento”.
Toda su existencia fue un constante milagro. Debido a ello y a los que se comprobaron después de su muerte es que el 2 de Mayo de 1999 fue declarado Beato por su Santidad Juan Pablo II en la plaza San pedro.-
Al beato Padre Pio solo le faltaba un milagro para ser Santo. Y llegó.
“Mateo Pio Colella le ha agradecido a P Pio y le agradecerá siempre por la extraordinaria experiencia vivida ¿Qué sucedió? Este chiquito de 7 años fue llevado por sus padres, la noche del 2/1/2000 a la guardia de “La casa alivio del sufrimiento” y fue atendido por un dolor de cabeza extraño e insistente: se trataba de una meningitis inicialmente fulminante, este particular síndrome había golpeado muchos órganos , había insuficiencias en sus funciones o estaban gravemente dañados el sistema nervioso, el corazón, los pulmones, el hígado, la sangre, para el pequeño no había posibilidad de supervivencia. Los médicos intentaron todo lo que era humanamente posible, al pequeño le quedaba poco tiempo de vida.
En ese momento los únicos que creyeron que su hijo podía salvarse eran el papá y la mamá con la fuerza de la oración. Por intercesión de P Pio Mateo podría ser salvado y comenzaron a rezar junto a la tumba del P pio con los Capuchinos, las monjas de clausura así se formó una inmensa cadena de oración destinada a alcanzar el cielo.
En la mañana del 21/01/2000 el niño había mejorado, y diez días después el 31/1 salió del coma, su curación era completa y milagrosa. Mateo despertó y le pidió a su mamá un hielo y le contó lo que recordaba: Un viejo lo llevaba de la mano”Era padre Pio”, el niño lo había reconocido.
Este relato no deja dudas en el corazón de la mamá y los médicos “una curación no explicable”. Tres días después Mateo quiere jugar playstation y le gana al médico que juega con él. Retorna a su casa y a la escuela más inteligente que antes.
Este milagro elevó al Padre Pio a los altares.-