palpita oracion cocina

En el Comedor del Peregrino, donde colaboro en Buenos Aires, encontré esta oración donde se cocinan esas ollas enormes que ya no se ven.