Lo ves nada más entrar en el museo réplica del convento de La Aldehuela, donde está la santa Madre enterrada.