Mensaje del 21 de octubre 2009. Dado en Borg en Nadur

Hijos míos, mis queridos hijos, Hijos míos de mi corazón
¡Díganle al Padre Hayden lo siguiente para que lo difunda a las personas.

Una pareja… Una pareja que realmente se ama mucho, con un amor especial por los demás…. Un día, temprano por la mañana, antes de salir al trabajo, el marido se quitó el anillo de boda de su dedo y lo dejó en la mesita de al lado….Al darse cuenta, su esposa comenzó a sospechar…. Estaba muy disgustada… Comenzó a sospechar de que su marido quería ocultar que estaba casado.

Hijos míos, esto es lo que está sucediendo en este momento en los tres países: España, Francia e Inglaterra. Están utilizando una excusa para que los musulmanes no se confundan, y para que los musulmanes no se ofendan, que ya han quitado el crucifijo, la señal del cristiano. ¿Creen que no dudo, al igual que la pareja?

Aquí, en Malta, también. Están adecuando las estancias. Lo remueven todo. El crucifijo también le quitan, y después de que esto se realiza, no se vuelve a colocar en su lugar una vez más. Esto ha comenzado a suceder también aquí en Malta, por medio de una excusa fina y sutil. También pidieron a un sacerdote que se encuentra en el establecimiento donde tiene lugar la enseñanza. Su respuesta fue: “No hay muchos crucifijos. ¿Pasa algo? ”

hijos míos, esto duele en mi corazón y en el corazón de mi Hijo Jesús. Ustedes están siendo infectados y desmoronados por otros países. Este es un claro ejemplo para ustedes hijos míos. El diablo les está trabajando y está utilizando muchos medios de los que no son conscientes. Esta es la razón que me encuentro aquí en este cerro de Borg en Nadur, para enseñarles y orar con usted, como me reunía y enseñaba a los apóstoles en el cenáculo.

¡Gracias por haber respondido a mi llamada.