Sin parar Dios mío por la vida y por tanto regalado.
Te doy gracias por el fin de semana tan intenso y completo vivido.
Gracias por haberte podido recibir en Santa Comunión y por haber rezado con devoción y mucho amor +