El milagro se trata de la curación de una niña oriunda de Valencia que nació de forma prematura y padecía complicaciones muy serias, entre las cuales se encontraba una hemorragia ventricular de grado IV. Los médicos no dieron esperanzas de tratamiento.

La niña nació prematuramente en octubre de 2008 después de un embarazo “muy difícil”, y sufrió múltiples patologías, entre ellas, una doble septicemia y una hemorragia cerebral intraventricular izquierda grado IV.
Como la niña había nacido el día de Santa Teresita, el padre decidió encomendarse a la santa. Incluso buscó en internet el convento de Carmelitas más próximo.
“Llegué de noche. Estaba cerrado y sólo pude hablar con las monjas por el telefonillo. Pero el domingo siguiente fuimos allí a misa”, cuenta el padre.
Fue entonces cuando las religiosas les sugirieron que pidieran la intercesión de los padres de Santa Teresita de Lisieux, que habían sido beatificados sólo unos días antes, porque ya habían sanado a un niño. Les dieron una estampita con una oración y les dijeron que se unirían a su oración.
A partir de entonces, se produjo una progresiva recuperación de la niña, hasta su “restablecimiento asombroso, sin explicación médica alguna”, según las mismas fuentes.
Reconocen que “rezamos con muchísima fe” porque era un momento crucial. Tras varias semanas críticas, la niña, de repente, experimentó un cambio radical. Los médicos no se lo creían. La pequeña presentó un “restablecimiento asombroso y sin explicación médica alguna” y actualmente su salud se encuentra “perfectamente y sin la más mínima secuela”, según la delegación diocesana para las Causas de los Santos.
El Servicio Audiovisual Diocesano del Arzobispado de Valencia ha elaborado un documental sobre el presunto milagro.
El reportaje tiene una duración de 16 minutos y contiene imágenes inéditas de la apertura y la clausura de la fase diocesana del proceso canónico del presunto milagro así como de la ciudad francesa de Lisieux. Para ver como es un proceso de canonización ver aquí.
En el proceso remitido a la Santa Sede sobre la curación “científicamente inexplicable”, testificaron un total de 18 personas, entre ellas ocho médicos. Si finalmente, tras la investigación, se aprobara el milagro, los padres de Santa Teresita serían canonizados.
Asimismo, el vídeo recoge todo el proceso y muestra el testimonio de las religiosas del monasterio de las Carmelitas Descalzas de Serra “que animaron a los padres de la niña a rezar pidiendo la intercesión de los beatos franceses ante el grave estado de salud de su hija”, han añadido fuentes de la delegación diocesana para las Causas de los Santos.
El documental ha sido enviado al rector del santuario de Lisieux y al postulador de la causa, el religioso carmelita italiano Antonio Sangalli que es el encargado de llevar a Roma y presentar en la Congregación para las Causas de los Santos toda la documentación sobre el presunto milagro y que han mostrado su agradecimiento por el trabajo realizado en el reportaje.
ORACIÓN PARA PEDIR SU CANONIZACIÓN Y PARA SOLICITAR GRACIAS POR SU INTERCESIÓN

Dios de eterno amor, tú nos das en los beatos esposos Luis y Celia Martín, un ejemplo de santidad vivida en el matrimonio.
Ellos guardaron la fe y la esperanza en medio de los deberes y las dificultades de la vida.
Ellos criaron a sus hijos para que llegaran a ser santos.
Que su oración y su ejemplo puedan sostener a las familias en su vida cristiana y ayudarnos a todos a caminar hacia la santidad.
Si ésa es tu voluntad, dígnate concedernos la gracia que pedimos ahora a través de su intercesión, e inscribirles en el número de los santos de tu Iglesia.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado por Serge en febrero 20