MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CUARESMA : LA TENTACIÓN DE LA INDIFERENCIA HACIA DIOS Y EL PRÓJIMO

Queridos los que palpitamos juntos, para ayudar a la reflexión cuaresmal, durante unos días os ofreceré fragmentos del Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2015. Aquí está el segundo fragmento:

«Cuando el pueblo de Dios se convierte a su amor, encuentra las respuestas a las preguntas que la historia le plantea continuamente. Uno de los desafíos más urgentes sobre los que quiero detenerme en este Mensaje es el de la globalización de la indiferencia.
La indiferencia hacia el prójimo y hacia Dios es una tentación real también para los cristianos. Por eso, necesitamos oír en cada Cuaresma el grito de los profetas que levantan su voz y nos despiertan.
Dios no es indiferente al mundo, sino que lo ama hasta el punto de dar a su Hijo por la salvación de cada hombre. En la encarnación, en la vida terrena, en la muerte y resurrección del Hijo de Dios, se abre definitivamente la puerta entre Dios y el hombre, entre el Cielo y la tierra.
Y la Iglesia es como la mano que tiene abierta esta puerta mediante la proclamación de la Palabra, la celebración de los sacramentos, el testimonio de la fe que actúa por la caridad (cf. Ga 5,6).
Sin embargo, el mundo tiende a cerrarse en sí mismo y a cerrar la puerta a través de la cual Dios entra en el mundo y el mundo en Él. Así, la mano, que es la Iglesia, nunca debe sorprenderse si es rechazada, aplastada o herida».
11002586_969926899685015_7450341248198573011_n

4 pensamiento sobre “MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CUARESMA : LA TENTACIÓN DE LA INDIFERENCIA HACIA DIOS Y EL PRÓJIMO

  1. Ofir

    En esta sociedad que vivimos cristianos incluidos, las manifestaciones del Papa son de una evidencia palpable, el indiferentismo, el relativismo,el olvido de Dios, esta insertado en ella, y por tanto si no se ama a Dios, tampoco se ama al prójimo incumpliendo ese mandato de Jesús de amarnos. El Papa hace muy bien en resaltar esa indiferencia, que es causa de muchos males y errores que conducen al olvido de Dios.y por tanto es necesaria la conversión si esta sociedad quiere volver por,los cauces de una sociedad que viva para la santidad.de sus gentes.

  2. marta

    Siempre el Papa Francisco nos muestra la verdad , la indiferencia es un mal terrible , no ves la necesidad del otro porque (no existe).
    Gracias Susana muy bonita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *