Impresionante la fuerza de la oración de todos los seres queridos ; la fe mueve montañas; no hay que bajar la guardia; siempre atentos y mirando al cielo . Dios es grande y nos ama a todos.